17 actividades divertidas y refrescantes para hacer con tus hijos este verano (sin gastar mucho dinero)

Las vacaciones con niños son también vacaciones, pero diferentes. Hay nuevos elementos que entran en juego, aspectos que debes considerar, planes que tienes que descartar y otros que se convierten en más divertidos y sorprendentes cuando los haces con ellos y bajo su mirada infantil.

Parece contradictorio, pero puede pasar que, justo ahora que dispones de algo más de tiempo libre para todo aquello que has ido postergando a lo largo del año y que tienes un mundo de posibilidades a tu alcance, no se te ocurre muy bien qué hacer en verano y cómo intentar que estas sean las mejores vacaciones en familia.

Los siguientes son solo algunos de los muchos planes originales, divertidos, educativos o refrescantes que puedes realizar durante tus vacaciones con niños, ya sea en casa, en España o fuera del país.

¿Qué actividades pueden hacer los niños en verano?

Viajes con niños por España y otros países

Viajar con tus hijos (o sobrinos, nietos…) implica adaptarse en buena medida a ellos y, además, supone un mayor gasto económico al pagar por varias personas, así como el dilema previo de dónde ir de vacaciones con los niños.

Sin embargo, tanto España como Europa ofrecen varios destinos para disfrutar de unas vacaciones baratas con niños y niñas: desde Córdoba y Benidorm hasta El Algarve, Estonia o Dinamarca.

Escribir un diario de viaje

Si ya has elegido tu destino para unas vacaciones en familia, el siguiente paso es considerar qué cosas podéis hacer juntos durante ese viaje de verano.

Una de las actividades que pueden hacer los niños —y tú con ellos— para que sea más original y divertido para los pequeños es escribir cada día en un cuaderno de viaje lo que van viendo, comiendo y descubriendo, lo que más les gusta y lo que menos, y qué han aprendido durante el mismo.

Bajo la apariencia de juego o aventura, este plan tendrá además el beneficio de contribuir a mejorar sus conocimientos, su escritura, su memoria y su concentración, entre otras áreas.

Planes educativos y divertidos

La educación y el aprendizaje no tienen por qué estar reñidos con la diversión si se saben encontrar actividades para niños a las que darle después un giro especial enfocado a ellos.

Así, por ejemplo, visitar museos, parques naturales o lugares históricos aportará datos y conocimientos a tu hijo y le permitirá a la vez escapar de la rutina por unas horas.

Si quieres ir un poco más allá, puedes ‘retarle’ con actividades previas como investigar sobre un tema, de forma que se encontrará con un desafío interesante y, para superarlo, ejercitará su habilidad de estudio, de búsqueda y selección de la información y su capacidad para recordar las cosas.

Ir a la playa o a la piscina

No se puede hablar de actividades para niños en verano de 2022 sin incluir la opción de la playa o la piscina: 2 opciones especialmente atractivas por ‘culpa’ de la ola de calor que está golpeando a España.

Si no vives junto a una playa o no puedes desplazarte a una zona costera, siempre te queda la piscina: una opción barata en el caso de las municipales, o gratis si hay una en tu comunidad de vecinos o en la casa de un amigo.

Leer sus libros preferidos

Si este verano quieres realizar actividades con niños que fortalezcan su aprendizaje, hay una opción sencilla que no requiere salir de casa: leer.

Según su edad, puedes leer tú para ellos o dejar que sean estos quienes cojan el libro entre sus manos: lo importante es que tengan la oportunidad de elegir libros que les gusten (sin la imposición de la escuela o de otras personas).

Les permitirá viajar desde el sofá o la cama, vivir aventuras de todo tipo y, al mismo tiempo, aprender: según Oxford Leaningleer de 4 a 5 libros durante esta época del año tiene un impacto positivo comparable a acudir a una escuela de verano.

Campamentos de verano

Seguramente los campamentos son una de esas actividades para hacer con niños en verano en las que primero se piensa, y hay motivos para ello: supone un plan original y diferente para los menores, les permite mejorar en su desarrollo e independencia, conocen a otras personas de su edad o de edades similares y hacen cosas que resultan imposibles sin salir de casa.

La oferta de campamentos de verano a los que puedes llevar a tu hijo o hija es amplia, de forma que el mejor de todos será el que más se ajuste a sus gustos y a tus necesidades: campamentos urbanos o de granja escuela, de idiomas, deportivos, de ciencia y tecnología o artísticos, en España o en el extranjero son solo algunos de ellos.



Repasar esas asignaturas que han costado durante el curso

Repasar también puede ser una de las actividades de verano para niños de primaria (edades de 6, 7, 8, 9, 10, 11 y 12 años) y de Secundaria (hasta los 16) que puedes realizar en casa durante estos meses de calor.

Si una asignatura les ha costado un poco más durante el curso, o si consideras que necesitan reforzar una materia en específico o varias en general, puedes acudir a los típicos cuadernillos de repaso para Primaria y ESO, con los ya ampliamente reconocidos de Rubio, Vacaciones Santillana, Vacaciones Anaya, Vacaciones SM y Vacaciones Edebé.

Hacer manualidades

Si buscas más actividades para hacer con niños en verano en casa, y que además sean baratas y originales, no estás pidiendo demasiado. Es más, las manualidades pueden ser una opción perfecta que cumple con todos los requisitos.

Mantener a los hijos ocupados y entretenidos sin necesidad de una pantalla (la tele, el móvil, la tablet…) puede ser difícil a veces —quizá el confinamiento supuso un reto para muchas familias—, pero no es imposible.

Con las manualidades (con papel higiénico, piedras, cartón, plastilina, lana, cerámica y otros materiales) podrás potenciar su creatividad y habilidades motoras, así como su imaginación y destreza, entre otras. Pintar tazas, crear disfraces, fabricar juguetes, decorar la casa y hacer un atrapasueños casero son solo algunas posibilidades.

Ir de picnic

Preparar un picnic en familia con tus hijos puede ser un plan divertido y diferente para ellos y fácil para ti: unos bocadillos o sándwiches, tortilla o empanada, unos refrescos, un mantel y un lugar espacioso y cómodo en medio de la naturaleza es todo lo que necesitas para este plan veraniego con los pequeños de la casa.

Practicar deporte

Otro de los planes que se pueden hacer con niños en verano, al menos si eres un padre o madre al que le gusta estar más o menos activo, es practicar deporte al aire libre.

Puede tratarse de jugar al fútbol en el parque o al baloncesto en unas canchas, montar en bicicleta por una plaza o por el campo, corretear con ellos, jugar a las palas en la playa, coger una canoa o piragua o kayak, o cualquier otra actividad infantil que se te ocurra y os pueda gustar a todos.

Senderismo

Las escapadas con niños pueden ser también un buen plan para el verano, ya sea con una excursión a los alrededores de tu ciudad o comunidad autónoma o, si buscas seguir en la línea del ejercicio físico, con una ruta de senderismo.

Así podrás realizar con ellos turismo rural, conectar con la naturaleza, inculcar un estilo de vida saludable y pasar un buen rato de vacaciones en familia.

Hacer helado o cocinar juntos

¿Necesitas más ideas de planes con niños y cosas divertidas y originales que hacer en verano? Poco hay más veraniego y refrescante que el helado, y hacer uno casero con ellos puede dar lugar a muchos momentos graciosos mientras decidís los sabores y la forma y veis cómo, inevitablemente, todos acabáis manchados.

También podéis cocinar platos que les guste, comidas frías para superar el calor o preparar algo para llevar a un picnic o una excursión familiar.

Parques de atracciones o de aventuras

Una apuesta bastante segura de planes con niños que van a disfrutar es ir a un parque de atracciones o un parque acuático, en familia o con algunos de sus amigos.

Si buscas mezclar la adrenalina, la diversión y la naturaleza en una sola actividad para niños, los parques de aventuras en árboles o de tirolinas, llenos de atracciones suspendidas en el aire y en medio de un bosque, reúnen todas las condiciones para conseguir unas risas y un poco (o bastante) de ejercicio.

Volar una cometa

Otra de las cosas típicas que hacer en verano es volar una cometa, aprovechando el tiempo soleado y siempre y cuando haya también algo de viento.

En la playa, en el jardín o en un parque, se trata de un plan sencillo y barato que te permite pasar tiempo con tus hijos.

Ir al autocine

Es una actividad para hacer con niños de diferentes edades, perfecta para el verano por el buen tiempo, más o menos económica, diferente a la opción tradicional de ver pelis en casa o en el cine y que se puede realizar al aire libre, donde hay un menor riesgo de contagio por COVID-19.

Ir a un autocine es un plan original para toda la familia que podéis hacer varias veces a lo largo de la estación y del resto del año.

Ver las estrellas

¿Buscas una actividad gratis para hacer con tus hijos? Tumbaos en el césped de vuestro jardín o de un parque, o sentaos a la puerta de vuestra casa en el pueblo, y disfrutad del cielo estrellado y de la calma, acompañados del buen tiempo que suele hacer por la noche en verano.

Juegos de mesa

Los juegos de mesa siempre han sido una opción a la que acudir cuando se quiere pasar tiempo en familia, con los niños, los padres y los abuelos: desde los tradicionales parchís, juego de la oca, Cluedo o cartas hasta los más modernos de Escape room y La Casa de Papel u otros de estrategia.

Deja una respuesta