.20 planes divertidos para hacer con amigos

¿Necesitas planes divertidos que hacer con tus amigos? El aburrimiento es solo una ilusión: aquí tienes 20 ideas para hacer en grupo.

Siempre hay planes divertidos que hacer, y si te gusta hacerlos en grupo, también. Leas esto en verano o en invierno, aquí encontrarás algo que hacer. Tampoco debes preocuparte de no tener mucho dinero para gastar, pues muchos de ellos son gratuitos o no pasan del precio de un café.

¿Quieres saber más? En este artículo tienes las mejores ideas para no aburrirte jamás con tus amigos. No te lo pierdas.

20 planes divertidos para hacer con amigos

Estos 20 ejemplos valen para cualquier momento del año o día de la semana. Ya sea porque buscáis retomar antiguas costumbres, probar cosas nuevas o, simplemente, pasar el rato, en casa, aquí tenéis 20 planes divertidos para hacer juntos.

1. Jugar una escape room

Esta actividad lleva de moda desde hace unos años, y con razón: no se trata solo de salir de una habitación, sino que requiere de gran habilidad mental, trabajo en equipo y rapidez. El trabajo que hay detrás de una escape room es inmenso, y eso se nota.

Si preferís no salir de casa, también hay escape rooms online que se pueden resolver entre varias personas, y muchas de ellas son gratuitas.

2. Hacer deporte

Después de tanto tiempo encerrados, puede que os apetezca estirar las piernas. Tanto si es yendo al gimnasio juntos como saliendo al aire libre, existen muchas formas de pasarlo bien a la vez que os ponéis en forma.

3. Manta-peli (o helado-peli)

Las quedadas de relax para ver una película con una bebida calentita -o con algo fresquito, si es verano- siempre son un buen plan, aunque no sea uno de los que te disparan la adrenalina. Incluso se puede hacer online si la situación lo requiere.

4. Jugar juegos de mesa

Hay gente que lleva esta afición a su máxima expresión, pues hay verdaderas joyas en el mundo de los juegos de mesa. Tanto si eres de los clásicos del parchís como si te gusta probar los más raros que existen, los juegos de mesa siempre son planes divertidos que hacer con amigos.

5. Paintball o airsoft

En cambio, si lo que quieres es descargar adrenalina -y, para qué mentirse, algún que otro rencor-, estas dos opciones son planes realmente emocionantes.

El paintball consiste en dispararse bolas de pintura dentro de juegos similares a gymkanas, mientras que el airsoft usa pequeñas bolas de plástico como munición.

6. Hacer un picnic

Este es uno de los planes más baratos y divertidos que puedes hacer. Si te apetece disfrutar de la naturaleza, pero no moverte demasiado, sentarse en el suelo a comer es la opción más relajante.

7. Actividades culturales gratuitas

Cine, teatro, museos y muchas cosas más se ofrecen de forma gratuita en cualquier ciudad. De hecho, es posible asistir a eventos durante todo el año sin pagar una sola moneda: solo hay que buscar un poco más a fondo para encontrarlos.

8. Jugar videojuegos

Actualmente existen videojuegos para todas las edades, gustos y habilidades. Por ejemplo, los videojuegos sociales incluyen bailes, canciones, competiciones o incluso aventuras fantásticas. Jugar online también es una opción si no os apetece salir de casa.



9. Pasear

Pasear siempre está dentro de los planes divertidos que uno puede hacer. Si te quedas sin ideas, no te apetece hacer ejercicio intenso o simplemente no sabes a dónde ir, llama a tus amigos y dejad que vuestros pies os lleven por cualquier camino.

10. Ir de viaje

Si tenéis la oportunidad de disfrutar de un viaje juntos, este es un plan que puede englobar más planes divertidos. Descubrir nuevos lugares y pasar tiempo juntos puede enriquecer enormemente vuestra relación.

11. Comida cooperativa

Si no os apetece salir o simplemente no queréis gastar mucho dinero sin dejar de disfrutar de las ventajas sociales de comer juntos, una buena opción es que cada uno cocine algo diferente y lo comáis juntos en algún lugar. Además de disfrutar de diferentes sabores, tendrás una oportunidad para lucirte con tus mejores recetas -o de comer mucho-.

12. Turismo por tu ciudad

Muchas veces, la propia ciudad es más desconocida a nivel turístico que otras a las que se viaja para visitarlas. Consulta las principales atracciones turísticas de tu zona y ve con tus amigos: siempre hay algo maravilloso cerca.

13. Voluntariado

Si no sabéis qué hacer con vuestro tiempo, ¿por qué no dedicárselo a los demás? Existen muchas formas de ayudar al prójimo: obras sociales, eventos, refugios de animales y un largo etcétera. Quién sabe, quizá os enamoréis del activismo.

14. Disfrutar de la naturaleza

La naturaleza siempre ofrece planes divertidos para hacer con amigos, ya sea visitándola y disfrutando del silencio como participando en actividades al aire libre. Desde el senderismo hasta los deportes de riesgo, salir de la ciudad siempre será un respiro. Eso sí, no olvidéis respetar el entorno y dejarlo todo como estaba.

15. Ir a la piscina

Aunque se asocie principalmente al calor del verano, la piscina es uno de los mejores planes en cualquier época. Los spa también son una buena forma de remojarse sin esperar a la época estival.

16. Parques de ocio para adultos

¿Has fantaseado alguna vez con volver a los parques de bolas y las colchonetas? No te preocupes, no eres el único: por fin este ocio se ha adaptado a los adultos. No hace falta dejar de lado a tu niño interior para divertirte en los tiempos que corren.

17. Cenas con espectáculo

Si quieres salir a comer fuera pero te ves en la tesitura de tener que elegir entre ello o hacer otra actividad, existen locales que incluyen espectáculos en su restaurantes. Hay de lo más variopinto, desde conciertos hasta cluedos vivientes que terminan descubriendo a un asesino oculto.

18. Hacer manualidades

¿Recuerdas todas esas manualidades que has guardado en redes sociales para hacerlas algún día? Quizá es el momento de reunir a tus amigos y desempolvar la lista. ¿Quién os dice que no seáis el próximo mejor grupo de artesanos de la zona?

19. Karaoke

Perder la vergüenza dentro de tu grupo de amigos puede ser un gran momento si se hace a través de la música. En un contexto de pura diversión, donde la habilidad vocal no tiene relevancia, puedes dar rienda suelta a tu yo más desinhibido. Además, se libera mucha tensión cantando a pleno pulmón.

20. Cápsula del tiempo

¿Tienes un grupo de amigos cercanos, casi hermanos? Puedes hacer alguna cosa que plasme la amistad que tenéis, como una cápsula del tiempo: en una caja, meted cada uno una prueba valiosa de vuestra amistad, como una fotografía o una carta manuscrita. Al cabo de unos años, podéis abrirla y pasar una tarde de buenos recuerdos.

Sara González Juárez

Deja una respuesta