9 trucos para ser más sexy, según la ciencia

Aunque resultar sexy o no es algo muy subjetivo, realmente, ¿hay alguna forma de «ser más sexy»? Esto es lo que dice la ciencia.

¿Qué significa ser sexy? ¿Existen trucos para ser más sexy ante los demás? ¿Qué dice la ciencia al respecto?

En este artículo recogemos algunas ideas clave para potenciar tu lado sexy y que los demás lo perciban. ¡Toma nota!

Trucos para ser más sexy, según la ciencia

La realidad es que ser sexy o no es algo muy subjetivo (hablamos, en realidad, ¡de sentirnos más sexys!). Y es que para cada persona esto puede significar una cosa u otra. Sin embargo, a grandes rasgos podemos decir que ser sexy tiene que ver con la personalidad y con el físico, es decir, con ambos aspectos.

¿Existen trucos para ser más sexy? ¿Cuáles son? Hablamos de algunos de ellos, tanto en mujeres como en hombres.



1. Masculinidad en los hombres

La masculinidad es uno de los rasgos que atrae a las mujeres de los hombres. Así lo afirma el estudio “Atractivo facial: investigación basada en la evolución”, del 2011, liderado por Anthony C. Little. Según él, existen ciertas características físicas en los hombres que les hacen más atractivos.

Entre ellas, tener una mandíbula y unos pómulos definidos. ¿Por qué? Porque son rasgos que sugieren “fuerza genética, niveles altos de testosterona y, como consecuencia, son signo de masculinidad”.

2. Barba espesa en hombres

Según otro estudio, esta vez del 2013, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur, para las mujeres los hombres más sexys son los que tienen una barba espesa.

Barnaby J. Dixson y Robert C. Brooks, los autores del estudio, aseguraron lo siguiente: “el vello vello facial se correlaciona no solo con la madurez y la masculinidad, sino también con el dominio y la agresión”. Y según los propios autores, un nivel intermedio de barba es aún más atractivo.

3. Sonrisa: ¿sí o no?

Investigadores de la Universidad de Columbia, en Canadá, indicaron que los rostros con expresiones preocupadas o melancólicas ayudaban a potenciar el atractivo, en comparación a las expresiones de permanente sonrisa.

Por contra, una investigación llevada a cabo por el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos concluyó que a los hombres les gustan más las mujeres que irradian felicidad, y que por lo tanto sonríen mucho.

4. Labios rojos en mujeres

Un estudio de la Universidad de Manchester asegura que, durante una conversación entre un hombre y una mujer, el hombre mira los labios de la mujer durante un segundo, aproximadamente.

Si la mujer lleva los labios pintados de carmín rojo, el hombre los mira hasta siete segundos. ¿Puede ser que más atención signifique más atracción? Es una de las posibles explicaciones.

5. Cicatrices en hombres

Según un estudio de la Universidad de Liverpool, los hombres con el rostro marcado por alguna cicatriz son más atractivos para las mujeres. Pero, ¡ojo! Solo para aquellas que buscan relaciones pasajeras.

6. Tranquilidad en ambos sexos

Otro de los trucos para ser más sexy es la tranquilidad. O, al menos, así lo asegura un estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society BEste relaciona la calma y la relajación con el hecho de ser más atractivos.

7. Ropa roja

Llevar ropa roja podría ser otro de los trucos para ser más sexy. Pero no tanto porque seas más sexy con ella, sino porque llamarás más la atención y tu mente relacionará el color con ciertos valores o emociones que ahora explicaremos. Y es que, tanto hombres como mujeres, reaccionamos más a este color que a otros.

¿Por qué? Porque nuestro cerebro asocia ciertas emociones y valores con ciertos colores, como el rojo. Cuando vemos el color rojo, en nuestra mente surgen ideas como la pasión, el amor, la sexualidad o el poder. Valores que se relacionan de forma inconsciente con el mayor atractivo del sexo opuesto.

8. Hablar al oído derecho, uno de los trucos para ser más sexy

Por último, hablar al oído derecho puede activar emociones positivas en el otro. ¿Por qué?

Porque se activa el hemisferio izquierdo del cerebro, relacionado con el manejo de la información verbal y las sensaciones positivas. En cambio, el hemisferio derecho del cerebro procesa los estímulos no verbales, además de las emociones negativas.

9. Ser uno mismo

La versión digital del diario Daily mail menciona la investigación de un equipo de la Universidad de Queens (Ontario), en la que aseguran que ser sexy tiene que ver con ser uno mismo (a nivel personal y físico), ya que el cerebro humano siente rechazo a las transformaciones físicas repentinas.

Y es que los cambios en nuestra apariencia pueden confundir a las personas haciendo que estas nos vean como menos atractivas. Por ejemplo: si vemos a alguien con el pelo rubio, pero las pestañas morenas, nuestra mente “entiende” que hay algo de ahí que no es “normal”. Se siente confundida, y por ello no lo encuentra sexy.

El hecho de ser sexy o no tiene que ver con muchos aspectos de uno mismo que van más allá de la apariencia física. Sobre todo, con la personalidad, la actitud, la seguridad en uno mismo, la autoestima, la autenticidad… Y eso es algo que se puede ir cultivando con el tiempo y, sobre todo, con el autoconocimiento.

Recuerda; aunque haya elementos que nos ayuden, la clave para ser sexy es, simplemente, ser uno mismo.

Laura Ruiz Mitjana