Cómo vivir más tranquilo: 10 claves

La sensación de paz, el encuentro tranquilo con la vida, es un buen ingrediente para empezar a construir proyectos que salgan bien. Ahora, ¿cómo lograrlo?

Todo el mundo quiere vivir más tranquilo, pero no siempre hace lo necesario para lograrlo. La tranquilidad es uno de los mayores tesoros de la vida. Por un lado, es la condición de base para alcanzar momentos de felicidad; por el otro, en ausencia de paz, se vuelve muy complicado valorar lo positivo que nos ocurre.

Vivir más tranquilo no es vivir en ausencia de problemas. Estos son una parte inexorable de la vida y están ahí siempre, en mayor o menor medida. El secreto está en poner en práctica estrategias eficaces para que esas dificultades no te quiten la paz; y si te la quitan, conocer los caminos para retornar a un punto de equilibrio.

También se trata de aprender a la verdadera importancia que tiene cada dificultad. Muchas veces no se logra la paz interior porque se sobredimensionan las consecuencias de algunos acontecimientos o se sobrestima la probabilidad de que ocurran otros. La pregunta es: ¿cómo vivir más tranquilo? Las siguientes son 10 claves para lograrlo.

Cualquier persona puede sostener el timón cuando el mar está en calma”.

-Publilio Siro-

1. Discernir y priorizar

La primera clave para vivir más tranquilo es aprender a discriminar lo que es realmente importante de lo que no lo es. En principio, lo fundamental es que identifiques las pequeñas cosas que te molestan y las coloques en el lugar en el que en realidad están: fuera. Hay tonterías molestas que quitan energía y ocuparte de ellas no vale la pena.

2. Identifica los momentos de malestar

Por más que tengas paz interior, siempre habrá momentos de desasosiego. Es necesario aprender a identificar esos momentos en los que empiezas a experimentar malestar. Haz un alto y regálate unos minutos para relajarte y pausar la situación. Eso te ayudará a sentirte mejor y a afrontar más eficazmente lo que sigue.

3. Escribe lo que te atormenta

Poner en un papel lo que tanto te molesta es una técnica fabulosa para deshacerte en gran medida de todo ese malestar. La clave está en que pongas por escrito todo lo que experimentas, sin límite. Expresa lo que sientes sin el menor reparo. Verás que hace mucho bien.

4. Flexibilidad: una clave para vivir más tranquilo

Muchas veces lo que hace daño no es un problema en sí, sino la resistencia a las personas o las situaciones. La rigidez no es una buena consejera. En cambio, ampliar tu visión y estar abierto a todo, en particular a los cambios, es algo que te va a ayudar significativamente a vivir más tranquilo.



5. Destina un momento específico para preocuparte

Si tienes una gran preocupación o hay muchas cosas bailando en tu cabeza, una buena opción es destinar un par de horas en el día para ocuparte de ello. La condición es que fuera de ese lapso también quede fuera de tu mente. Si no te obsesionas, vas a ver las cosas con mayor claridad y todo fluirá de una manera más natural.

6. No te hagas películas en la cabeza

Buena parte de las preocupaciones provienen de todo aquello que no ha ocurrido y quizás nunca ocurra. Pensar en el peor escenario y dibujarlo como más probable en tu cabeza va a desgastarte inútilmente. Es mejor identificar objetivamente los riesgos, diseñar un plan de acción y dejar que la parte de la realidad que no puedes controlar siga su curso.

7. El ejercicio es infalible

Hacer ejercicio físico de forma regular es una vía extraordinaria para mantener el equilibrio emocional. De hecho, en momentos de tensión o confusión, es buena idea hacer una sesión de ejercicios, o simplemente salir a caminar a buen paso. El cambio es inmediato y notorio.

8. Ponte en contacto con la naturaleza

Reconectar con la naturaleza otorga una paz especial. Una de las formas para vivir más tranquilo es darte un baño de bosque de forma periódica. Las plantas, los animales y todo lo que tenga vida te proporciona una energía relajante y amorosa. El contacto con lo verde devuelve la paz espiritual.

9. Simplifica: es clave para vivir más tranquilo

Busca todos los medios para simplificar cualquier aspecto de la vida, si quieres vivir más tranquilo. Obsequia lo que no uses, deshazte de aquello que no sea necesario, busca métodos para hacer más en menos tiempo. En suma: vuelve a lo simple.

10. Confía en tu intuición

A veces pensamos demasiado y actuamos poco. Si bien razonar es muy necesario en algunos momentos, también es importante dejarte ser. Para eso, nada mejor que confiar en la intuición personal y pasar a la acción en lugar de devanarte los sesos.

Estas pequeñas técnicas para vivir más tranquilo no te exigen tanto, pero a cambio sí te aportan mucho. Sin paz interior es muy difícil disfrutar de todo lo bueno que hay en tu vida o que llega a tu vida. Construye la paz y ella te acercará a la felicidad.

Edith Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *