El top 3 de países con mayor coste sanitario: cuidado con lastimarse

Nadie quiere que ocurra ningún incidente durante sus vacaciones, pero nunca se sabe lo que puede pasar y es mejor conocer qué pasaría si te toca acudir al médico durante un viaje en el extranjero.

Si estás pasando tus vacaciones en España y tienes la mala suerte de hacerte un esguince, gracias a la Seguridad Social evitarás pasar por caja a tu llegada al hospital. Pero todo tiene un precio y eso es fácil comprobarlo cuando te ocurre un problema así en el extranjero.

Es más, la lista de países que ya exigen un seguro de viaje como requisito obligatorio para entrar como turista es cada día más larga, más aún después de la pandemia.

Según los datos facilitados a Business Insider España por el corredor de seguro de viajes Chapka, hay 3 países que lideran el ranking de destinos en los que no te gustaría hacerte un esguince, ya que la factura a pagar puede llegar a ser muy elevada.

Estados Unidos

Estados Unidos no cuenta con un sistema de salud con cobertura universal garantizada, por lo que cualquier consulta médica puede alcanzar precios inimaginables (y por ello la tarjeta de crédito o el seguro es de lo primero que te piden para asegurarse de que pueden cubrir el gasto).

Por ello, tanto ciudadanos estadounidenses como viajeros se ven obligados a recurrir a un seguro médico privado.

Según explican desde Chapka, el coste de una consulta puede variar en función del hospital, de si estás asegurado e incluso del tipo de seguro. Si volvemos al ejemplo del esguince, si tuvieses que ir al hospital en Estados Unidos sin seguro médico te enfrentarías a una factura del diagnóstico y del tratamiento de entre 11.000 y 20.000 dólares americanos (entre 10.300 y 18.725 euros al cambio actual).

Los datos aportados por Chapka indican que la tarifa media de una radiografía es de 170 euros, aunque esta puede alcanzar los 1.000 euros o incrementarse bastante más si se hace por urgencias.

Canadá

En el segundo puesto del ranking se encuentra Canadá, que, aunque sí dispone de un sistema de salud público y gratuito para los residentes permanentes, no cubre los gastos médicos de los residentes temporales o los viajeros.

Si viajas hasta Canadá, ten en cuenta que su sanidad es de las más caras del mundo y una simple consulta de urgencias ya te obliga a desembolsar 250 euros, según Chapka. El precio de una radiografía sería de 100 euros, a los que habría que añadir otros 450 euros si también necesitas una resonancia. Si la cosa se pone fea y tienes que pasar una noche en el hospital, prepárate para pagar un mínimo de 800 euros si se trata de una intervención sencilla o hasta 10.000 euros cuando son casos más complicados.

Japón

Japón cuenta con un excelente seguro nacional de salud basado en los ingresos de los pacientes, pero aquellos que no cuentan con dicho seguro son responsables de pagar la totalidad de la asistencia.

Para estos ciudadanos y para todos aquellos viajeros que elijan el país nipón como destino para sus vacaciones, una consulta con un especialista o con los servicios de urgencias les costará entre 150 y 400 euros. Pero si además se fracturan un hueso y tienen que ser intervenidos, la visita podría alcanzar los 22.600 euros, según los datos proporcionados por la compañía.

El error de asumir que ciertos países no tienen costes sanitarios elevados

«El top 3 de países con mayor coste sanitario lo encabezan EEUU, Canadá y Japón al ser líderes indiscutibles con costes muy por encima del resto de los demás países. Una vez bajamos de ese top 3, los límites se difuminan y es difícil establecer un ranking porque depende de muchas variables: hay países donde los costes varían enormemente entre regiones, hospitales e incluso que cambian a lo largo del año debido a la inflación», explica María Prieto, country manager de Chapka a Business Insider España.

Prieto advierte del error que suele cometerse cuando nuestra mente asocia países como baratos y que tienen costes sanitarios elevados, como por ejemplo Tailandia, donde una hospitalización de 4 días y una operación de rodilla en un hospital de Bangkok puede llegar a alcanzar los 6.000 euros.

De la misma manera, en Argentina un día de hospital puede rondar los 850 euros y una fractura de fémur en Chile los 16.000  euros. 

Entre los países europeos con altos costes sanitarios destacan por ejemplo Países Bajos, donde una operación y estancia en el hospital puede llegar a alcanzar los 4.800 euros, y Suiza, donde una radiografía cuesta unos 580 euros, afima Prieto.

España lidera a menudo los rankings de países con un mejor sistema de sanidad, por lo que esto también se refleja en sus precios, según Prieto.

«Afortunadamente, como españoles tenemos un sistema de sanidad público y universal, pero la realidad es que el coste de la sanidad en España para un extranjero es elevado y más si se va a un centro privado», apunta, y pone de ejemplo Castilla-La Mancha, donde una simple consulta cuesta unos 81 euros mientras que en otras ciudades de España el precio puede rondar los 200 euros.

Más vale prevenir que curar

En el mercado hay todo tipo de seguros de viaje, con coberturas que van desde las muy básicas hasta muy premium.

Según explica Prieto, que asegura que es un porcentaje del coste total de un viaje que claramente merece la pena invertir, lo importante es elegir un seguro que se adapte al país al que vas, porque no es lo mismo necesitar asistencia para un esguince en Portugal que en California.

En definitiva, lo mejor que puede pasarte es no tener que hacer uso de ello durante tus vacaciones, pero, si lo necesitases, lo recomendable es ponerte en contacto con el teléfono de asistencia de tu aseguradora para que te indiquen a qué centro hospitalario ir teniendo en cuenta variables como el idioma, la localización y el problema. Si no te diese tiempo a hacerlo antes de la consulta, es importante ponerse en contacto cuanto antes para que la compañía de seguros pueda hacerse cargo de los pagos.

Andrea Gómez Bobillo

Deja una respuesta