Por qué la mafia italiana se está haciendo de oro gracias al coronavirus

El confinamiento decretado en Italia como medida contra el confinamiento está llevando a muchas personas a una situación límite en lo económico. La mafia está viendo en esta situación una oportunidad de ampliar su control y ganarse más apoyo en la sociedad, asegura un reportaje en la CNN.

La crisis económica derivada del coronavirus podría tener su reflejo en la consolidación de la mafia italiana.

Así lo pone de manifiesto un reportaje al respecto de la CNN en la que expertos y oficiales antimafia advierten de que el virus podría provocar otro tipo de contagio: una mayor infiltración de estas organzaciones criminales en el tejido social.

s allá de crisis sanitaria, el brote también ha traído consigo una nueva pobreza: “la probreza del coronavirus”, como la define el alcalde de Palermo Leoluca Orlando. Solo en su ciudad unas 4.500 familias están pendientes de la ayuda económica que prometieron las instituciones para hacer frente al parón económico ligado a los bloqueos. Una situación dramática que se expande por el sur del país.

Si estas ayudas no llegan o no son suficientes, la necesidad podría llevar a la ira y la ira a la violencia, alerta Orlando. Lo que podría traducirse en disturbios, pero también en que más empresas decidan recibir la ayuda que les brindan los capos.

El trabajo en negro, una bomba de relojería en el sur de Italia

Sicilia, Apulia o Nápoles son algunas de las regiones donde la amenaza de disturbios es más elevada.

Una situación explosiva común al sur de Italia que tiene que ver con las elevadas tasas de desempleo y trabajo en negro que se da en esta zona.

Según estimaciones del Istat ( el instituto nacional de estadística en Italia), unos 3,7 millones de empleados trabajan en el país sin contrato.

El 80% de ellos vive en las regiones del sur del país donde, según un estudio realizado por el sindicato CGIL uno de cada tres trabaja en negro”, destaca un artículo al respecto en diario de Turín, La Stampa,

Ante la ausencia de una situación regulada, estas personas se ven hoy en día abocadas a la falta de recursos. Las empresas permanecen cerradas y ellos no pueden acceder a las ayudas por no contar con contrato.

Una posición límite que ya ha tenido sus primeras repercusiones: disturbios, grupos de Facebook que llaman a la acción y supermercados escoltados tras experimentar robos a manos de pandillas organizas.

Hasta 400 millones de euros han sido movilizados por el el Gobierno italiano destinados a cubrir las necesidades de las familias más pobres o desempleados. De ellos, 5 millones irán a Palermo. Pero la medida podría no ser suficiente o no llegar a tiempo.

“El llamamiento que hago es que estos fondos se distribuyan de inmediato a los municipios para no dejar solos a los alcaldes para enfrentar esta emergencia social”, solicitó Leoluca Orlando a finales de marzo.

De lo contrario “existe el riesgo de que la mafia lidere la revuelta“, remarcó el alcalde.

A medida que el golpe economico derivado del coronavirus se ha empezado a notar en el país, la mafia no ha perdido el tiempo. Grupos de clanes han comenzado a repartir alimentos y productos de necesidad a los ciudadanos en las regiones más desfavorecidas del sur de Campania, Calabria, Sicilia y Puglia, apuntaba el pasado 10 de abril The Guardian.

“Si el estado no interviene pronto para ayudar a estas familias, la mafia proporcionará sus servicios, imponiendo su control sobre la vida de las personas”, afirmó Nicola Gratteri, investigador antimafia y jefe de la oficina del fiscal en Catanzaro al diario británico.

La necesidad de liquidez eje de todo

Pero el brazo de la mafia italiana va mucho más allá de dar bolsas de comidas a los vecinos necesitados.

Uno de sus grandes objetivos puede estar en las medianas y pequeñas empresas que están viendo empujadas a la bancarrota como resultado del confinamiento. A ellas la mafia llega ofreciendo créditos que las permitan mantenerse a flote, gracias a que estas organizaciones tienen liquidez en un momento en el que hasta para la banca puede ser difícil.

Como resalta el reportaje en CNN, se cree que la ‘Ndrangheta con sede en Calabria, controla el 80% del mercado europeo de cocaína. Un negocio que les permite facturar unos 43.000 millones de euros.

Más allá de los negocios ilegales, estas organizaciones criminales controlan también una serie de sectores que no se han visto afectados por el bloqueo. Lo que que les permite asimismo gozar de un alto nivel de efectivo que poder prestar.

“La cadena agrícola-alimentaria, el suministro de medicamentos y equipos médicos, transporte por carretera”, son algunas de las industrias que controla la mafia declara Franco Gabrielli, jefe de la policía italiana a CNN.

El periodista italiano y autor de Gomorra, Roberto Saviano, amplía mucho más allá la acción de la mafia en la economía italiana.

“Funerarias, lavanderías de hospitales. Empresas de limpieza en las que siempre han invertido. Buenas empresas de reparto, estaciones de servicio, esta es la cartera que han tenido durante los últimos 10 años”asegura Saviano en el reportaje.

Algo sobre lo que el periodista ya puso el acento durante una videoentrevista concedida  a El País. En ella Saviano alerta de cómo la liquidez de la que goza la mafia puede llevar a  pequeñas y medianas empresas en dificultades económicas a estar “en riesgo de verse expuestas al capital criminal.”

Según explica el periodista su forma de actuar es sencilla. Se presentan como empresas que prestan dinero y que “a cambio quieren unas cuotas societarias” explica Saviano.

Para ponerlo aún más fácil, la mafia hace bajar los intereses, e incluso puede prestar dinero sin interés alguno. ¿ Pero y en este caso dónde está su ganancia?

Como sentencia el periodista “su ganancia será que después de la pandemia podrán pedirte lo que sea”.

Esta acción tiene dos claras consecuencias. Por un lado, la mafia pude conseguir ampliar su radio de acción introduciéndose así en negocios o industrias que hasta ahora no manejaba.

“Al final de la emergencia, las asociaciones criminales podrían haber contaminado la economía, controlando compañías que anteriormente no se habían infiltrado”, remarca  Gabrielli a CNN.

Por otro, que este apoyo se vea después reflejado en futuras elecciones.

“La organización puede cobrar esto de diferentes maneras, siendo la más preocupante los votos”, subraya Zora Hauser investigadora de crimen organizado en la Universidad de Oxford al medio.

Si bien ya existe la amenaza, los expertos afirman que es de esperar que lo peor esté por llegar una vez amaine la pandemia. Tras el fin del bloqueo la liquidez “será el centro de todo”, previene Saviano, cuando numerosos negocios se enfrente al riesgo de quiebra y vean en esta opción una forma de salir a flote.

Evitar que los brazos de la mafia amplíen su radio de acción pasa por contar con un plan de acción económica capaz de solucionar las necesidades urgentes de la sociedad como consecuencia de la pandemia.

“Los mafiosos están alimentando el malestar social para transformar a los nuevos pobres en correos de droga, esclavos”, advertía hace semanas el alcalde de Palermo.  Ante esto “solo el dinero público es la alternativa al dinero mafioso”.

*Artículo original publicado en Business Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *