Por qué tienes sueños más extraños (o reales) de lo normal en cuarentena

Desde que ha llegado la pandemia es muy normal que se duerma peor o se tengan sueños extraños o más reales de lo normal. El miedo al futuro y la falta de estímulos durante el día son clave en estos males.

Si duermes mal, te cuesta conciliar el sueño y sientes que tus sueños son más extraños o vívidos de lo habitual, te aseguramos que no eres la única persona a la que le ocurre. Esta sensación se sufre a nivel mundial y basta con que busques es hashtag #pandemicdreams en la red social que más te apetezca para comprobar que no estás solo.

La situación que se sufre a nivel mundial con la pandemia del coronavirus está cambiando nuestras vidas y ritmos. Además de la sensación de impotencia o la crisis laboral, la cuarentena en los domicilios también nos está afectando a todos de forma importante. Tal como han comprobado en la revista Good Housekeeping, la mayoría de personas en Londres están durmiendo tanto o más que antes. Sin embargo, se da una circunstancia extraña.

Según los datos que han obtenido en la revista, la mayoría de personas también está recordando sus sueños más que nunca debido al cambio de ritmo sufrido.



La psicóloga clínica y especialista en medicina conductual del sueño de Standford, Britney Blair, afirma que existe un estrés debido a la secuencia de eventos que están ocurriendo en la sociedad y el ritmo paulatino al que están llegando, lo que provoca un tipo distinto de confusión.

Pero además, durante el día recibimos menos estímulos debido a la poca actividad, por lo que el cerebro tiene menos material para formar los sueños y opta por otro que puede resultar extraño. Encima, al despertar más veces por las noches se recuerdan en mayor medida los sueños.

Aunque si se están sufriendo problemas de importancia con los sueños se debe recurrir a un especialista, Blair recomienda 3 buenos hábitos para prevenir problemas: tener un horario constante para acostarse y despertarse, limitar la exposición a noticias o contenidos que puedan estresar y programar cada día un tiempo antes de acostarse en el que se realice una actividad relajante.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *