«Solo por hoy» técnica para aumentar la autoestima

«Solo por hoy deja de juzgarte y recuerda que vales más de lo que piensas». Si quieres descubrir una técnica sencilla y práctica para mejorar tu autoestima poco a poco y dejar de autosabotear tu potencial, toma nota de este ejercicio.

A la hora de buscar una técnica para aumentar la autoestima es común encontramos con múltiples enfoques. Al fin y al cabo, pocas artesanías del universo del ser humano son tan relevantes como esta para la psicología. Abraham Maslow, por ejemplo, la definió en su día como una necesidad básica; algo que, en caso de no cuidar, no nos permitirá alcanzar la autorrealización ni la felicidad.

La baja autoestima es, de hecho, el colorario de gran parte de nuestros problemas, de los trastornos de ansiedad, de las depresiones, de muchos problemas de pareja y, en esencia, del sufrimiento cotidiano. Son muchos los enfoques y escuelas psicológicas que se han profundizado en esta área para aportarnos conocimientos y recursos para atenderla, repararla y sanarla.

Si esta dimensión es nuestra eterna descuidada se debe básicamente a dos razones. La primera parte generalmente de nuestra infancia, del modo en que fuimos criados, de si nuestros progenitores fueron capaces de validarnos, de hacernos sentir valiosos, seguros y capaces para caminar por la vida.

La segunda razón es importante tenerla en cuenta. La autoestima no es un concepto estable. No es algo que uno logra y conserva hasta el fin de su existencia. Esta área de nuestra arquitectura mental y emocional suele ser muy voluble. Una mala experiencia y el modo en que la interpretemos o incluso pasar por una relación afectiva dolorosa puede debilitarla.

Por tanto, las personas estamos obligadas a atenderla como quien cada día cuida de un jardín. Hay que eliminar las malas hierbas, sembrar buenas semillas y regar a diario las flores que crecen en ese terreno. Conozcamos un recurso sencillo para promover ese autocuidado.



Técnica para aumentar la autoestima

A muchos de nosotros nos preocupa lo que los demás piensen sobre nuestra persona. Tanto es así que, a veces, llegamos a ocultar aspectos de nuestra personalidad. Lo hacemos para ganar aceptación y evitar ser juzgados. Aún más, en ocasiones, el simple hecho de convivir con una persona narcisista puede acabar drenando por completo nuestra autoestima.

Nos pasamos tanto tiempo intentando ganarnos el afecto o la aprobación de esa persona (de nuestra madre o padre narcisista, pareja narcisista, etc.) que es común terminar con esta dimensión bajo mínimos. Es necesario poner distancia de esas figuras de sufrimiento para después sanar el trauma y fortalecer nuevamente esa área.

Tal y como señalábamos al inicio, esa tarea debe ser diaria. Algo que nos indican en un trabajo de investigación llevado a cabo por Crocker, J. y Parkh, L.E. (2004) en la Universidad de Houston, en Texas, es que muchas veces nos pasamos la vida buscando fuentes que refuercen nuestra autoestima. Estas fuentes pueden ser una nueva relación afectiva, un buen grupo de amigos, un buen trabajo, etc.

Sin embargo, toda esa búsqueda externa es infructuosa. La mejor técnica para aumentar la autoestima es aquella que se centra en un trabajo interno cotidiano. No podemos buscar fuera lo que no está dentro. Conozcamos un recurso sencillo para lograrlo.

«Solo por hoy» entrenamiento mental para reconciliarnos con nosotros

Lo opuesto a la autoestima es el autosabotaje. Este ejercicio tan lesivo para nuestra identidad y bienestar psicológico lo aplicamos a través de un diálogo interno negativo y dañino: «por mucho que haga nunca voy a ser bueno en esto, no vale la pena que intente lo otro porque voy a fracasar, no soy tan resuelto y capaz como los que me rodean, seguro que les defraudo».

Llega un momento en que nuestra mente se habitúa a ese tipo de pensamientos. Esto es algo que debemos romper, desactivar y cambiar. Un modo de lograrlo es mediante esta técnica para aumentar la autoestima: «solo por hoy». Consiste en lo siguiente:

  • Se trata de entrenar nuestro enfoque hacia una serie de ideas simples a la vez que poderosas. Con ellas nos reconciliaremos con nosotros mismos, despertaremos potenciales, sanaremos ideas erróneas que hemos alimentado durante mucho tiempo, etc.
  • Esas ideas o propuestas están orientadas a desactivar el diálogo negativo.
  • Cada día trabajaremos una dimensión relacionada con la autoestima.

Estos serían algunos ejemplos de estas propuestas que trabajar a diario.

  • «Solo por hoy» me hablaré con amabilidad, recordándome que soy valioso, que debo quererme como merezco.
  • «Solo por hoy» me propondré un objetivo, lo cumpliré y recordaré que soy capaz, que soy valiente y hábil para transformar mi realidad.
  • Hoy pondré distancia de lo que me hace daño, de lo que me genera dudas o infelicidad. Solo por hoy me permito darme lo que me hace reír, lo que me apetece y enriquece mi autoestima.

La mejor técnica para aumentar la autoestima es liberarte del miedo y la inseguridad

Cuando vivimos con inseguridad, con el miedo a fallar, a no ser como otros quieren, con la angustia persistente por no saber si somos lo bastante buenos para determinadas cosas, lo que hacemos es boicotearnos en todos los sentidos. Esa costumbre es muy nuestra. Dejar de hacerlo requiere ser consciente de este tipo de ideas.

Es entrenar la mente, armonizar las emociones, iniciar comportamientos que nos hagan sentirnos competentes y, también, rodearnos de personas que enriquezcan y que no apaguen nuestra luz, nuestro potencial. Así que tengamos presente la técnica para aumentar la autoestima «solo por hoy». Es sencilla, efectiva y puede cambiarnos la vida.

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *