¿Te sientes solo? 7 cosas que hacer para vencer la soledad

Un 13,4% de la población española afirma sentirse solo. Un aislamiento involuntario que afecta llamativamente a los jóvenes. En la era de la interconectividad, cerca del 40% de las personas que sufren soledad no deseada en nuestro país tienen menos de 34 años, como permite saber un estudio reciente del Observatorio Estatal de la Soledad no Deseada (SoledadES).

Lejos de ser un tema menor, la falta sustancial de contactos sociales puede tener serias consecuencias. Constituye un factor de riesgo para la salud mental, incluyendo la depresión o la ansiedad. También entraña riesgos físico, favoreciendo la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares.

Atender estas situaciones conlleva un coste anual para España de 14.141 millones de euros, el 1,17% del Producto Interior Bruto de 2021, cifra el informe.

La radiografía que dibuja el estudio muestra que las causas principales de soledad incluyen la ruptura familiar, la dificultad para relacionarse con los demás o la lejanía de familiares.

Por qué me siento solo

Cuando la soledad es deseada puede ser un sentimiento gratificante, pero la que no se busca se asocia a una experiencia de vacío, incomprensión y falta de apoyo, explica a Business Insider España Vanessa Fernández, doctora en psicología y profesora en la Universidad Complutense de Madrid

«Se trata de una emoción que aparece ante pensamientos en los que consideramos que estamos rodeados de gente pero sin embargo esa no nos aporta lo suficiente como para estar recogidos emocionalmente o recibir ayuda de cualquier tipo», matiza.

Este aislamiento social es algo que puede experimentar cualquiera a lo largo de la vida, pero hay personas más propensas. «Por ejemplo aquellas que son más depresivas, que tienden a valorar con mayor frecuencia los sentimientos de pérdida», aclara la psicóloga.

También quienes se desvían un poco de la normalidad. «La gente solemos adoptar patrones comunes en cuanto a comportamientos, hábitos, etc. entonces aquellas más excéntricas, más diferentes a la media a veces pueden llegar a sentirse incomprendidas y por lo tanto más solas».

Por supuesto, es mayor el riesgo cuando se cuenta «con menos recursos a nivel social, es decir que se tiene una red más pobre».

El miedo a estar solo no obstante es algo generalizado y comprensible. Basta con tener en cuenta, como ya recalcó Aristóteles, que el ser humano es un animal social. «Tenemos esa sensación de pertenencia a un grupo y cuando una persona no se siente perteneciente hay una parte de la autoestima que no está cubierta«, recuerda Fernández.

Cómo dejar de sentirte solo

Uno de los granes errores que se suele cometer a la hora de dejar de sentirse solo es arrimarse a cualquiera con tal de estar con alguien. 

« No solo puede llevar a una dependencia sino a conformarnos con relaciones tóxicas que llevan a un mayor nivel de disconfort que el hecho de estar solos», alerta Fernández.

Sin embargo puedes probar a poner en marcha estas estrategias para manejar la soledad y dejar de sentirse solo, recomendadas por los especialistas.

Empieza por reconocer que te sientes solo

Para solucionar un problema lo primero es asumir que existe. Por lo que nada de intentar tapar esa sensación de abandono o vacío. 

«Manifiesta en en tus círculos de confianza, si los hay, ese sentimiento. Para que los demás se puedan percatar de esa sensación de afecto y atención», aconseja la psicóloga.

Aquí también es importante hacer una autocrítica, recalca Fernández. «Hay personas que se sienten solas pero tampoco se esfuerzan en relacionarse con los demás«, sostiene.

Examina si tu forma de comportarte o de ser puede estar interfiriendo en tu intención de establecer relaciones. Y entiende que «las relaciones sociales son costosas, la gente no te da porque sí, hay que cultivarlas».

Recurre al mundo virtual pero sin abusar

Puede ser una forma rápida o fácil de conocer gente. Pero también tiene un lado menos amable. En las redes sociales todo el mundo parece más feliz de lo que es lo que puede llevarte a sentirte más solo o ignorado.

«[El entorno digital] está muy bien siempre y cuando lo utilicemos como una opción más para relacionarnos, para apoyarnos, pero no de una manera exclusiva, que es donde aparece el error», alerta Fernández.

Sal a la calle

«Para combatir la soledad es importante intentar salir casi todos los días aunque sea para dar un paseo», aseguran desde Psicólogos Online.

De esta forma podrás interactuar con personas, lo que dará algo de respiro a tu sensación de aislamiento. Además caminar, sobre todo si es por la naturaleza, ayuda al cerebro a sentirse de mejor ánimo.

Busca una afición que te motive

«Intenta involucrarte en actividades que te despierten un interés«, sugiere Fernández.

Ya sean clases de baile, yoga, cocina o inglés, si te gusta ya tendrás algo en común con el resto de alumnos o participantes. A partir de ahí intenta poco a poco intimar con aquellas personas con quien te sientas más cómodo.

Hacerte voluntario es otra forma rápida de conocer gente, al tiempo que reducirás tu estrés y mejorarás la autoestima.

Haz deporte

Otra de las actividades con las que combatir la soledad recomendads por Psicólogos Online es el deporte.

La actividad física libera hormonas que mejoran el estado de bienestar y felicidad. «Esto es tremendamente importante a la hora de sentirnos más motivados y enérgicos», sostienen. Sea cual sea tu condición física los estudios demuestran que un poco de ejercicio al día combate la depresión, la ansiedad y dispara el buen humor.

Ve al cine o el teatro

Quedarse solo en casa viendo la tele es una actitud que contribuirá a tu aislamiento. Puedes entretenerte igualmente pero rodeado de gente acudiendo al cine o el teatro, como aconseja la Fundación Británica de la Salud.

Adéntrate en los libros

Leer es un placer que mantendrá tu mente ocupada. Puedes dar un paso más y formar parte de un club de lectura si este hábito te motiva.

Una buena opción es proponer a conocidos que se unan y celebrarlo en tu casa o en algún bar. O si no tienes con quién, puedes acudir a alguno de los muchos que seguramente organicen librerías, bibliotecas o centros de cultura de tu ciudad.

Incluso algo tan simple como salir a leer a la biblioteca rodeado de personas puede ser un gesto sencillo para librarte de la tristeza esos días que te sientes solo.

Deja una respuesta