72 ‘tiktokers’ están usando un canal privado en Discord para discutir formar un sindicato de creadores, pero sería una enorme batalla legal

Un grupo de 72 tiktokers está discutiendo activamente su posible sindicalización en un chat privado de Discord. Allí, los miembros han planteado sus preocupaciones en torno a cuestiones como las normas de moderación, el salario y la transparencia en la plataforma.

No es la primera vez que la cuestión se plantea. Un grupo de streamers de Twitch consultados por Business Insider España dejó también la puerta entreabierta a esta posibilidad, aunque muchos de ellos subrayaban la dificultad que tendría unir a una comunidad tan grande, diversa y con intereses tan distintos.

«Se trata de nuestras carreras, nuestro medio de vida, somos creadores profesionales», explica Forrest Valkai, que dirige @renegadescienceteacher, un canal de educación científica con 1,4 millones de seguidores. «¿Cuánto de vosotros trabajaríais para una empresa que no paga y en la que te pueden despedir o dejar de lado sin motivo?».

Valkai enfatiza que ha llegado a un punto de inflexión tras más de 3 años de frustración acumulada por los usuarios de la aplicación.

Las principales prioridades del grupo, o los posibles puntos del orden del día, son pedir a TikTok que ofrezca más transparencia sobre cómo modera los discursos de odio y la desinformación, y cómo penaliza y castiga las cuentas.

Además, su idea es extender las mismas directrices y el acceso al Fondo de Creadores a los usuarios de todos los países en los que opera TikTok, así como una estructura de pago a la par que YouTube.

Aunque el concepto de un sindicato de redes sociales es innovador, los expertos legales explican a Business Insider que este colectivo tendría que superar grandes obstáculos porque los creadores no son empleados a tiempo completo de las plataformas que utilizan.



Las frecuentes prohibiciones y los mediocres productos de monetización son los temas clave

En un vídeo de TikTok al que tienen acceso solo sus contactos, Valkai presentó la idea de un sindicato y un espacio para empezar a organizarse.

Inicialmente, dos docenas de creadores se unieron con entusiasmo al canal de Discord. Estos tejieron una red de relaciones que triplicó el número de miembros en cuestión de días.

«Ahora hay gente que no conozco, lo cual es fantástico», celebra Valkai.

El grupo se reúne regularmente para debatir los problemas y los próximos pasos a seguir.

«La pelota está rodando, y va a dar lugar a que las cosas tengan que cambiar», explica JeGaysus, creador y miembro activo del grupo. Ha pedido ser identificado por su apodo online porque se ha enfrentado al acoso de buena parte de la comunidad por satirizar la homofobia que late en algunas creencias cristianas.

Una de las principales áreas en las que los creadores están buscando más protección es las expulsiones y vetos de la plataforma, lo que se conoce en la jerga de las redes sociales como baneos (que procede del inglés ban, prohibir).

El británico Scott Archer, cuya cuenta de cosplay @scottywartooth tiene 7,6 millones de seguidores, relata que ha sido baneado temporalmente 10 veces de la aplicación en los últimos años.

Archer explica a Business Insider que también cree que muchas (si no todas) de estas expulsiones se aplicaron automáticamente debido a las denuncias masivas de sus vídeos a favor de la comunidad LGBTIQ+. Cada prohibición puede impedirle publicar y ganar dinero durante semanas.

«Durante un mes no pude publicar contenido nuevo«, dice. «Envié varios correos electrónicos a la empresa y no obtuve respuesta».

Elizabeth Houston, también del grupo, se ha enfrentado a denuncias masivas en su cuenta @bookersquared. Hace comedia y comentarios sobre asuntos sociopolíticos. Ha sido señalada con frecuencia y su cuenta ha sido bloqueada temporalmente por «desnudez» y violaciones de «protección a menores». Houston dice que sus vídeos no infringen esas políticas.

El pasado en agosto su cuenta fue suspendida temporalmente por un vídeo que publicó ironizando con poder llamar a los nacionalistas blancos «hostias de comunión». ¿La infracción? «Ataques e insultos a atributos protegidos», decía su notificación.

Cuando Houston pudo plantear sus alegaciones directamente a un representante de TikTok, se le dijo en un correo electrónico que su vídeo violaba su «Política de comportamiento de odio.»

«¿Significa esto que TikTok está adoptando la postura de que los supremacistas blancos deben ser protegidos y que cualquier cosa que se diga de ellos es un comportamiento de odio?», respondió entonces a este portavoz. No obtuvo respuesta.

Otras cuestiones planteadas en el grupo se centraron en la sensación de que los productos de monetización son inadecuados.

Entre estas preocupantes herramientas incluyen el Fondo de Creadores de TikTok y las Branded Missions. También inquietan cuestiones como la moderación y la desinformación en la plataforma.

Será un reto para los TikTokers formar un sindicato, dice un experto legal

Pero aunque los tiktokers tienen muchos problemas que quieren ver resueltos por la red social, expertos legales indican a Business Insider que sindicalizarse será un camino difícil para ellos.

«Será un desafío formar un sindicato legalmente protegido con el que TikTok tenga la obligación de negociar», manifiesta Alykhan Sunderji, abogado especializado en empresas tecnológicas y startups.

«Es la razón por la que a los [conductores] de Uber les costó tanto organizarse. [Los creadores] no son empleados, y los sindicatos se asientan legalmente tomando como referencia entornos de trabajo de los años 50».

Añade que, como autónomos, los creadores no gozan de las mismas protecciones que los sindicatos tradicionales. La Ley Nacional de Relaciones Laborales de EEUU, por ejemplo, no podría obligar a una empresa como TikTok a negociar con un sindicato de creadores.

A este respecto señala que el Sindicato de Actores de Cine (Screen Actors Guild, SAG, por sus siglas en inglés) podría servir de modelo, pero sería difícil.

El SAG tuvo éxito en su formación porque grandes actores de Hollywood se unieron y los estudios de producción accedieron a cumplir con parte de lo que pedían solo para que estos regresaran a sus producciones.

En este caso estrellas de TikTok como Charli D’Amelio, podrían desempeñar un papel, pero no está claro el grado de influencia que tienen sobre la plataforma ni el poder que tienen para presionar.

«Desde un punto de vista técnico, la forma más sencilla de formar un gremio es fundar una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo sea abogar por el beneficio de sus miembros y otros creadores», subraya Sunderji. «Esa organización sin ánimo de lucro podría entonces recaudar las cuotas de los miembros y utilizarlas para apoyar sus esfuerzos de defensa y apoyo».

Sunderji dice que, incluso sin un sindicato, los tiktokers que logren unirse como un colectivo o una asociación podrían cambiar algunas cosas.

«Creo que estos creadores pueden tener más poder si se unen», comenta. «Eso sí, puede ser algo verdaderamente desafiante para cualquier creador de cualquier plataforma romper la baraja y llegar a quien tiene capacidad de tomar decisiones en ellas».

En 2019, un grupo de YouTubers formó FairTube, un sindicato no oficial de YouTube, para pedir demandas similares como más transparencia en torno a su pago y las sanciones.

YouTube dijo en un comunicado entonces que, aunque valoraba los comentarios de sus creadores, los youtubers no eran empleados contratados.

Aun así, a lo largo de los últimos años YouTube ha mejorado su programa de monetización y su transparencia. Varios tiktokers en el Discord señalaron a YouTube como un ejemplo de los tipos de cambios que podrían hacerse.

«Miramos a nuestra comunidad de creadores para obtener valiosos comentarios y continuamos escuchando mientras trabajamos para evolucionar nuestras ofertas para servir mejor a sus necesidades», ha defendido un portavoz de TikTok preguntado por este potencial sindicato de creadores.

«TikTok se compromete a explorar continuamente formas para que todo tipo de creadores sean recompensados por su creatividad, y a equiparlos con las mejores herramientas para expresarse, encontrar su comunidad, hacer crecer sus carreras y desbloquear oportunidades sin precedentes dentro y fuera de la plataforma.»

«TikTok es un gran lugar para darse a conocer, pero un lugar terrible para ser un creador profesional«, zanja Valkai.

Tanya Chen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *