Microsoft ratifica su apoyo a OpenAI, ¿y cancela su nueva división de IA avanzada?

Microsoft ha quedado en una situación un tanto incómoda tras el despido y la posterior restitución de Sam Altman como CEO de OpenAI. Algunos expertos consideran que la corporación ha salido ganadora en esta lucha por el poder dentro de la startup. Otros creen que los de Redmond han sufrido un «baño de realidad» y que su falta de representatividad en la junta directiva de la organización pudo costarles muy caro.

Lo cierto es que, ahora que Sam Altman vuelve a OpenAI, Microsoft ha aprovechado para hacer una lectura de los días caóticos que han vivido. En un mensaje firmado por Kevin Scott, jefe tecnológico y vicepresidente ejecutivo de inteligencia artificial, la firma de Seattle expuso su punto de vista de esta situación ante sus empleados.

En el memo, obtenido por The Verge, el ejecutivo de Microsoft ratifica el compromiso de la empresa de continuar trabajando con OpenAI. Sin embargo, deja en claro que los eventos ocurridos desde el pasado viernes, no tienen que convertirse en una distracción.

«Pese al potencial de los últimos días para distraernos, los científicos e ingenieros de Microsoft y OpenAl han estado trabajando con absoluta urgencia», remarcó Scott. Así, valoró el lanzamiento de nuevas características de voz para ChatGPT. Como también la implementación de más poder de cómputo destinado a la IA en los centros de datos de Azure.

Aunque lo verdaderamente curioso es otra cosa. En ningún momento Scott menciona qué pasará con el nuevo equipo de investigación de inteligencia artificial avanzada que la corporación planeaba fundar. Dicha división funcionaría como una subsidiaria de Microsoft y estaría bajo el control de Sam Altman y Greg Brockman. Sin embargo, la continuidad de ambos ejecutivos en OpenAI podría haber obligado a echar por la borda ese plan.

Microsoft ratifica su compromiso con OpenAI

Lanzar una nueva rama de Microsoft dedicada a la inteligencia artificial avanzada puede que ya no tenga sentido sin Altman y Brockman. Recordemos que, tras el despido del primero, prácticamente todos los empleados de OpenAI amenazaron con renunciar y marcharse a Redmond.

Ahora que ese talento —o la mayoría de él, al menos— se quedará en San Francisco, California, es lógico pensar que el plan de crear esa subsidiaria ha sido descartado. La falta de referencia al asunto en el mensaje de Kevin Scott podría ser prueba de ello, aunque, claro, nunca está dicha la última palabra.

Por lo pronto, Microsoft ha reafirmado su deseo de seguir trabajando con OpenAI. «Continuaremos apoyando a nuestros colegas de OpenAl y el fenomenal trabajo que han estado haciendo junto a nosotros al servicio de esa misión [desarrollar los mejores productos y servicios basados en IA]. Como lo hemos hecho desde hace más de 4 años, esperamos continuar nuestro trabajo con Sam y su equipo», dijo Scott.

Satya Nadella, CEO de los de Redmond, aprovechó su cuenta en X (Twitter) para reflexionar sobre el caos de OpenAI. «Estos últimos 5 días, vi a personas de OpenAI mantener la calma y la determinación de impulsar su misión a pesar de todo lo que sucedía a su alrededor. Y vi a personas en todo Microsoft permanecer enfocadas en nuestra misión y en servir a nuestros clientes y socios, dando un paso al frente para ayudar de todas las formas posibles», publicó.

Es probable que Microsoft haya descartado su plan de lanzar una subsidiaria 100 % enfocada en la IA con Sam Altman a la cabeza. Aunque no sería raro que, en medio del conflictivo escenario que transitó OpenAI en los últimos días, haya logrado captar a algún empleado dispuesto a cambiarse de empresa. No olvidemos que Kevin Scott les ofreció a los trabajadores de la startup igualar su compensación (salario, bonos, etc.) si estaban dispuestos a sumarse a Microsoft.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *