A los responsables de Facebook les preocupa que su plataforma sea demasiado grande para controlarla: «Hemos creado la máquina y no podemos controlarla»

Según las últimas informaciones, el tamaño de Facebook se ha convertido en un punto de discordancia entre los líderes de la compañía.

Una reunión de principios de septiembre se centró en «si Facebook se había vuelto demasiado grande» y el tono general de la cita fue preocupante: «Hemos creado la máquina y ahora no podemos controlarla«, según explica The Wall Street Journal.

Un representante de Facebook ha asegurado a Business Insider que la compañía no está de acuerdo con la pieza del periódico estadounidense.

The Wall Street Journal lleva toda la semana publicando informaciones sobre cómo la compañía que dirige Mark Zuckerberg es consciente de que sus plataformas están plagadas de fallos que causan daños a la sociedad.

El portavoz de Facebook, sin embargo, no ha querido ofrecer más comentarios para corregir o puntualizar la información del WSJ.



Facebook se ha enfrentado a críticas y a audiencias ocasionales del Congreso de Estados Unidos durante los últimos años debido a los diversos efectos de su enorme tamaño: el escándalo de Cambridge Analytica, que dejó al descubierto millones de cuentas de usuarios; los meses previos a la campaña presidencial de EEUU en 2016, donde factores extranjeros usaron Facebook para sembrar discordia y división entre los votantes estadounidenses; y más recientemente, el uso de Facebook por parte de los insurrectos para planificar y comunicarse durante el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.

Algunos legisladores han pedido la regulación de Facebook, lo que podría obligar a la empresa a escindir servicios como Instagram, WhatsApp y la división de hardware de Oculus VR.

Incluso si lo hiciera esto no resolvería el problema del tamaño masivo de Facebooksolo la red social tiene casi 3.000 millones de usuarios en todo el mundo, lo que la convierte en la más grande.

La serie de artículos de investigación que ha publicado esta semana The Wall Street Journal ha constatado, entre otras cosas, que Instagram es una plataforma tóxica para las adolescentes: «Las comparaciones en Instagram pueden cambiar la forma en que las mujeres jóvenes se ven y se describen a sí mismas», asegura un documento interno de la compañía.

«El 32% de las chicas adolescentes entrevistadas dijeron que cuando se sentían mal con sus cuerpos, Instagram las hacía sentir peor», dice otro de ellos.

Otro reportaje del WSJ ha puesto de manifiesto que cuando Facebook prometió que iba a ‘curar’ su algoritmo en 2018 para proteger la salud mental de los usuarios consiguió justo lo contrario al promover las opiniones más controvertidas.

La moderación de contenidos dentro de la plataforma también ha vuelto a estar en el centro del huracán al constatarse que su sistema de inteligencia artificial es incapaz de interpretar todos los idiomas, lo que provoca que los usuarios de determinados países estén más expuestos a contenidos dañinos.

Ben GilbertBusiness Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *