Tu influencer favorito de TikTok podría ser imaginario

«¡Ya estoy harta de que los hombres me invisibilicen como si fuera algo secundario!», dice enfáticamente Tia, una TikToker con más de 112.000 seguidores (@thatsthetia), mientras abre de golpe la puerta de su armario y se lanza a un monólogo sobre su dramática y retorcida vida amorosa en un TikTok del 21 de septiembre.

Tia es estudiante, becaria de relaciones públicas y futura princesa, bueno, solo si vuelve con su ex, quien pertenece a la realeza. Es apasionada, inteligente y no le preocupa compartir su vida amorosa con sus miles de espectadores.

Sin embargo, Tia no es una persona real. Aunque eso no impide que sigan llegando los «me gusta», las visitas y los comentarios pidiendo actualizaciones sobre su extravagante historia.

Tia es una de las 22 personalidades ficticias de TikTok conceptualizadas, guionizadas y gestionadas por FourFront, una empresa de entretenimiento centrada en las redes sociales y los eventos en directo. En 8 meses, las cuentas de TikTok que gestiona la empresa han acumulado 1,93 millones de seguidores y más de 281 millones de visualizaciones, según su cofundador Ilan Benjamin.



La incursión de la empresa en el contenido ficticio de TikTok —una red de personajes interconectados similar a la del Universo Cinematográfico de Marvel, como la describe Benjamin— llegó finalmente a su punto álgido en una «fiesta de revelación» en directo en la que se reveló que todo esto es solo por diversión.

Los fundadores de FourtFront dicen que no quieren engañar a nadie: quieren que se sepa que es falso mientras se disfruta de la historia.

El modelo de FourFront es el entretenimiento TikTok basado en los personajes

Según Benjamin, la narrativa de FourFront está diseñada para que los espectadores “se apeguen más a los personajes» que a las decisiones de la trama, evitando el modelo de «elige tu propia aventura» que compañías como Netflix han iterado en los últimos años con especiales como «Black Mirror: Bandersnatch«. Los espectadores pueden interactuar con los personajes en los comentarios de sus vídeos, y a veces las propias cuentas responden. 

La empresa, que funciona a distancia con 18 empleados, fue cofundada por Benjamin y Anna Melamed. Está dividida en equipos de redacción, producción, postproducción, redes sociales y desarrollo (orientado sobre todo a las experiencias interactivas virtuales) que ayudan a elaborar contenidos para TikTok y a mantener las cuentas ficticias de la empresa.

«Lo llamamos la evolución de las imágenes en movimiento a imágenes vivas», cuenta Benjamin a Business Insider. «Historias que se sienten vivas y que viven más allá de su pantalla».

Los puntos de la trama varían mucho. Algunos se hacen eco de temas familiares: Tia, interpretada por la actriz de 29 años Cameisha Cotton, es una estudiante que se entera de que su novio Khosi es, en realidad, un príncipe increíblemente rico de una nación africana ficticia.

Otros relatos inventados, como el de Ollie (@oxenfreeollie, 150.900 seguidores), un hombre transgénero que se embarca en un viaje para reconectarse con su padre distanciado (del que finalmente se entera que también es trans), se centran en temas como la familia y la identidad. La biografía de Ollie describe su cuenta como «una historia de mayoría de edad hecha con amor por (bandera arcoíris) actores y creadores.

La empresa quiere que sepas que sus personajes son ficticios

Aunque Tia y Ollie están etiquetados como ficticios en los hashtags de sus publicaciones y en sus biografías (en la de Tia se lee «anteriormente conocida como la princesa ficticia favorita de TikTok»), puede ser fácil pasar por alto esas advertencias al desplazarse por la página Para Ti.

En un artículo para el Daily Dot en el que se hablaba de varios personajes de FourFront, la escritora Daysia Tolentino expresó su preocupación por el hecho de que el público pueda llegar a involucrarse en personajes ficticios de TikTok sin darse cuenta de que son falsos.

Seraphine de Riot Games —un personaje ficticio e influencer que estuvo activo en Twitter, Instagram y Soundcloud en 2020— recibió críticas por pedir ánimos y publicar contenido acerca de su salud mental, y algunas personas llegaron incluso a decir que la cuenta estaba fomentando activamente relaciones parasociales de explotación.

Melamed, que dirige las redes sociales de FourFront, asegura que el equipo tiene directrices para interactuar con los fans en los comentarios de las publicaciones de los personajes. Eso incluye no animar nunca a los miembros de la audiencia a compartir información personal o tratar de «obtener más» de las interacciones sensibles.

«Nos encantaría idear formas de trabajar con TikTok para establecer que esto es ficticio”, dice a Business Insider. «Porque a largo plazo, no creemos que vayamos a estar solos en este espacio”.

Los actores dirigen y filman sus propias historias

Cotton afirma a Business Insider que interpretar a Tia le da voluntad para ser actriz. Está dirigiendo y filmando todo su propio contenido en comunicación con el equipo de producción de ForeFront.

Cotton, que es actriz de cine y televisión con una licenciatura en teatro musical, también tiene un trabajo a tiempo completo en las redes sociales, aunque no tenía mucha experiencia en TikTok antes de ser elegida para el papel de Tia. 

Filma para Tia en los ratos libres que le deja su trabajo a tiempo completo, y trabaja con FourFront para establecer un calendario de entrega del material una vez que recibe el guion.

Pero por ahora, Cotton filma sus propias historias —en su apartamento— y organiza sus trajes, maquillaje y lugares de rodaje en una hoja de Excel.

«Soy mi propia directora, soy mi propia productora creativa, ¿me entiendes?», dice Cotton a Business Insider. «Tengo todas las hojas de cálculo bien organizadas para poder tener la cabeza puesta en el contenido porque solo soy yo y un mini anillo de luz y dos pequeñas luces».

Melamed, uno de los cofundadores de FourFront, describe el modelo de producción como «el más ajustado que ha visto Hollywood». 

La flexibilidad y los bajos costes de producción han permitido a la empresa probar nuevos personajes y argumentos, cuenta Benjamin.

Además, el director asegura a Business Insider que los papeles cumplen con la SAG-AFTRA, el Sindicato de Actores de Cine-Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión, y que, además del salario base, los actores también recibirán un porcentaje de los beneficios que el personaje genere por publicidad, merchandising y entradas. De los 41 actores que FourFront ha contratado para sus proyectos, Benjamin dice que 18 eran miembros de la SAG-AFTRA.

«Queremos que [los actores] se sientan incentivados para ver el éxito de este personaje durante años», cuenta a Business Insider.

El objetivo final es aumentar el compromiso con los eventos en vivo

Los personajes ficticios de FourFront pueden ganar mucho más dinero. Una forma sencilla, dice Benjamin, sería adaptarse al modelo de los creadores aceptando acuerdos con marcas. La influencer de AI en Instagram Lil Miquela, que tiene 3 millones de seguidores en la cuenta @lilmiquela, ha aceptado campañas con marcas como Prada.

Sin embargo, TikTok no es el objetivo final. Con el tiempo, FourFront quiere ampliar la capacidad del público para relacionarse con los personajes utilizando la tecnología de IA para automatizar las comunicaciones. Eso ya está empezando: Uno de los personajes de FourFront, @Butler_Darren, invitó al público a conectarse a un servidor de Discord en el que podían chatear con un bot que representaba a su multimillonario jefe ficticio.

Algunos de los personajes de FourFront han atraído con éxito al público a los contenidos en directo, como un Zoom —en el que participaron los personajes de FourFront Sydney y Carmen. Según Benjamin, ese evento gratuito atrajo a unos 13.000 inscritos, algo por lo que FourFront podría llegar a cobrar. 

Y con casi 2 millones de seguidores en las cuentas activas de FourFront en TikTok, y vídeos de personajes como Sydney que acumulan millones de «me gusta», parece que hay público para esto. Pero primero, dice Benjamin, tendrán que saber que estos influencers no son reales.

«Cuanto más sepa la gente que se trata de algo ficticio, más podrá sumergirse en ello y entretenerse», comenta Benjamin a Business Insider.

Palmer HaaschBusiness Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *