Alfabetismo digital: qué es y cuál es su importancia

El alfabetismo digital engloba diferentes habilidades: localizar, analizar, organizar, entender y evaluar información; todo ello, a través de las tecnologías digitales. ¡Conoce por qué es tan importante!

Es una realidad: los niños ya no aprenden únicamente a través de la lectura y la escritura tradicionales, sino a través de las nuevas tecnologías. Esto implica aprender a moverse en una era cada vez más digital en todos los sentidos. Con todo ello tiene que ver el alfabetismo digital.

Pero, ¿en qué consiste exactamente? ¿Se trata de un proceso, de una capacidad o de un desarrollo? ¿Por qué es importante incluir el alfabetismo digital en las escuelas y cuáles son sus beneficios? ¡Descúbrelo!

Alfabetismo digital y alfabetización digital: ¿Qué son?

La Real Academia Española (RAE) define la palabra “alfabetizar” como ‘la capacidad para enseñar a leer y escribir a alguien’.

Pero es un término que puede quedar obsoleto en la era de las nuevas tecnologías y la comunicación en la que vivimos: y de ahí surge el concepto de alfabetismo digital, aquel proceso que nos permite adquirir las habilidades necesarias para ser competentes en las nuevas tecnologías.



A través de este proceso llegamos a la alfabetización digital, que es aquella capacidad para realizar diferentes tareas en un ambiente digital. Se trata de una definición genérica que encierra otros matices, ya que esta capacidad incluye otras habilidades, como las siguientes:

  • Localizar información.
  • Investigar.
  • Analizar.
  • Elaborar contenidos.
  • Diseñar propuestas digitales.

Todo ello a través de la tecnología y de los medios digitales. De esta forma, el alfabetismo digital es el proceso para llegar a la alfabetización digital, que es en realidad una nueva forma de comunicarnos, de crear y de comprender la información.

Sin embargo, a lo largo del artículo utilizaremos ambos conceptos como equivalentes y por lo tanto, como intercambiables.

Niveles del alfabetismo digital

Existen varios niveles de alfabetización digital; estos van desde el más básico a uno intermedio y a uno superior. Pero, ¿qué implica cada nivel? ¿Qué ejemplos de habilidades encontramos en cada uno de ellos?

  • Nivel básico o elemental: por ejemplo, saber publicar en Instagram.
  • Nivel intermedio: implica el uso de la tecnología para mejorar nuestra vida, o para ser más eficientes; por ejemplo, aprender a programar en Facebook.
  • Nivel superior: por ejemplo, crear contenidos digitales propios.

Importancia y beneficios del alfabetismo digital

En el mundo en el que vivimos, donde el uso de las nuevas tecnologías impera, resulta casi imprescindible conocer mínimamente en qué consiste el alfabetismo digital. Y es que, en cierta forma, se trata de una nueva manera de conectar con las personas, de comunicarse con ellas y también con el mundo.

Además, el alfabetismo digital va más allá del aprendizaje de herramientas y programas digitales, y presenta grandes beneficios, como los siguientes:

  • Desarrollar el pensamiento crítico: al acceder a más información, podemos contrastarla mejor, con lo que se fomenta el pensamiento crítico.
  • Acceder a mejores trabajos: conocer y dominar las TIC’s hoy en día aumenta la posibilidad de acceder a más trabajos y de que estos estén mejor remunerados.
  • Favorecer la inclusión social y el desarrollo: la carencia de acceso a las tecnologías crea más diferencias en el ámbito cultural, económico, social y educativo.
  • Mejorar nuestro día a día: las nuevas tecnologías pueden integrarse en el día a día y mejorar nuestra calidad de vida, haciéndola más fácil y cómoda.

Escuela y alfabetismo digital

Las escuelas cada vez más optan por incluir programas o asignaturas que permitan fomentar habilidades propias del alfabetismo digital. Y es que este tipo de alfabetización plantea una nueva forma de enseñar y aprender.

La alfabetización digital es una nueva manera de aprender, en la que la innovación, la participación activa y la creatividad adquieren protagonismo.

Pero, ¿qué ventajas tiene enseñar TIC’s a los más pequeños?

  • La estimulación de su curiosidad.
  • El fomento de un trabajo más autónomo (por ejemplo, al tener que buscar por sí mismos información).
  • La adquisición de un aprendizaje transversal de materias.
  • Un mayor acercamiento de la realidad a niños cada vez más “digitales” (los llamados “nativos digitales“: ya familiarizados con las nuevas tecnologías).

¿Qué implica introducir el alfabetismo digital en la escuela?

Introducir las TIC’s en el currículum escolar se traduce en la enseñanza de herramientas y programas informáticos, pero también en la introducción del e-learning (aprendizaje electrónico).

A través de este sistema, lo bueno es que se eliminan todas las barreras geográficas, lo que permite el acceso a una información ilimitada, además de la colaboración con otros centros. De esta manera, las TIC’s permiten aprender a programar, a conocer mejor internet…, pero no únicamente. Por ello, su inclusión en la escuela debe basarse también en materias relacionadas con los medios de comunicación y la educación audiovisual.

Como vemos, el alfabetismo digital forma ya parte de nuestra realidad, y también de la realidad de los más pequeños. Y además, no solamente de las personas que se dedican al mundo digital, sino también de las personas que están empezando a aprender de las nuevas tecnologías.

Los ambientes digitales son cada vez más crecientes y por ello, disponer de las herramientas adecuadas para movernos en ellos, resulta esencial.

Laura Ruiz Mitjana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *