Los ‘streams’ de videojuegos en directo empiezan a inundar TikTok tras conquistar Youtube y Twitch: los creadores pueden llegar a audiencias masivas con formatos más baratos

En una época en la que los creadores de contenido cada vez son más y más profesionales, con sets luminosos perfectamente colocados y equipos para retransmitir en directo valorados en miles de euros, hay una corriente de streamers que se aleja de todo eso.

Hace tan solo unos meses TikTok se sumaba a la batalla por capturar el aquí y ahora de sus usuarios, y añadía la función de retransmitir vídeos en directo.

Aunque la reina de esta modalidad es Twitch, que está especialmente pensada para este tipo de contenido, ahora, algunos streamers se han apuntado a la app de vídeos cortos alejándose de los cánones más profesionales y cuidados, y optando por un formato mucho más barato.

No utilizan ni cámaras para grabar, ni micrófonos profesionales, ni capturadoras de vídeo, ni siquiera sets con luces de neón y adornos. Con tan solo un ordenador y un móvil, se conectan y retransmiten sus partidas de Minecraft, Clash Royale o Fortnite, en directo.

Uno de ellos es Jack Morrison (@jackmorrisontv) quien es capaz de concentrar hasta 2.400 personas en un directo en TikTok jugando a videojuegos.



Morrison, en sus retransmisiones simplemente enciende su teléfono móvil y se pone delante de él, coloca un espejo frente a la pantalla —así los espectadores pueden ver su cara y el juego a la vez—, y comienza a hablar a la vez que juega al Apex Legendes, similar al Fortnite.

La función en directo de TikTok fue pensada en un primer momento para influencers y un formato del estilo preguntas y respuestas, o audiciones de artistas. De hecho, el pasado mes de septiembre, el cantante J Balvin, uno de los artistas urbanos más famosos del mundo, actuaba en directo en TikTok, en un concierto organizado por la propia compañía.

Sin embargo, más allá de la presencia de grandes superestrellas, los streamers en TikTok saben que esta red social es otro escaparate en donde la gente puede conocerles.

TikTok continúa siendo la app más descargada de todo el mundo, según datos de Sensor Tower, y ya cuenta con 1.000 millones de usuarios activos mensuales. Además, muchos de estos streamers retransmiten a la vez en Twitch, por lo que ambas plataformas no son excluyentes.

Uno de los principales problemas de las retransmisiones en TikTok es lo difícil que es retener a la audiencia. La app de vídeos cortos está pensada para que navegar a través de ella, saltar de vídeo en vídeo, de un TikTok a otro, sea tan fácil como deslizar un dedo hacia arriba. 

Esto sucede en los vídeos grabados de baile, en los memes, pero también cuando un streamer está en directo.

Por el contrario, en otras plataformas similares como YouTube o la propia Twitch, el cambio de canal es ligeramente más laborioso.

Por esta razón, los streamers en TikTok son capaces de tener audiencias muy grandes en muy poco tiempo, pero esa misma audiencia se esfuma a la misma velocidad que llega.

Todavía es pronto para determinar si esta tendencia se convertirá en algo extendido. Por el momento, son pocos estos streamers y no tienen audiencias de millones de personas como sus principales competidores en Twitch.

Sin embargo, la actual batalla de las plataformas por retener el talento, por ofrecer mejores condiciones a sus creadores de contenido, está siendo cada vez más encarnizada. 

Todas han introducido en los últimos meses mejoras en sus sistemas de monetización en un intento por evitar la desbandada de sus creadores a otras redes sociales como sucedió con YouTube y Twitch. 

Y aunque cada una parece estar especializada en un tipo de contenido; TikTok con los vídeos cortos y virales, Twitch para los vídeos en directo, Instagram en las fotografías y storiesahora mismo todas ofrecen características y funciones muy similares, por no decir idénticas.

Lucas Gª Alcalde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.