¿Te cuesta encontrar contenido en Netflix? Estos trucos te ayudarán a mejorar las búsquedas y dar rápidamente con algo que te interese

Encontrar algo que ver en Netflix puede resultar un auténtico reto, en especial cuando se entra en la plataforma sin un plan concreto en mente y no se tiene conocimiento alguno de lo que el servicio nos está ofreciendo.

La cantidad de oferta disponible (el catálogo en España de Netflix tiene unas 5.500 referencias) complica bastante todo este proceso. Muchos confían en que navegar un poco por el servicio permitirá topar con un contenido que llame su atención. Aquí está el error. Puede que el scroll y el swipe hayan tomado el relevo del zapping de la era analógica, pero sus resultados son muy distintos.

El espectador digital tiende a bloquearse cuando se enfrenta a catálogos cuajados de propuestas, aunque existen algunos trucos para superar los efectos de esa fatiga de decisión y encontrar algo que ver.

¿Cómo recomienda Netflix?

La indecisión digital es, en realidad, una trampa que ha originado el propio sistema, en su obsesión de conseguir recomendar de la manera más personalizada posible.

Tal y como explica Netflix en su página web su sistema de recomendación se ha desarrollado precisamente para encontrar contenido con el mínimo esfuerzo. Este es el motivo por el cual, en lugar de mostrar el catálogo al completo (de difícil gestión para el usuario), trabajan con preselecciones de contenidos, un pequeño buffet personalizado.

Son las famosas hileras de recomendación, que se construyen automáticamente teniendo en cuenta diversos factores, como el historial de visionado, las valoraciones que se le han dado al contenido, las preferencias de usuarios con gustos similares, las características del contenido, el momento en que se accede al servicio o el dispositivo, entro otros muchos.

El problema de este nivel de personalización es que alimenta la paradoja de la elección y la consiguiente fatiga de decisión. Como explica Barry Schwartz, llegamos a un punto en el que «todo se reduce al acto de elegir una de entre todas las opciones posibles y el miedo a equivocarnos. No nos sentimos a gusto gastando el tiempo en algo de lo que no podemos estar seguros de que sea la mejor elección posible».

Es decir, que todas las alternativas sean tan parecidas y aparentemente apropiadas para nosotros alimentan el miedo a no elegir bien.



Trucos para no naufragar en el océano de oferta de Netflix

Entrar en Netflix confiando en que contenidos de los que no tenemos ninguna noción o referente llamará nuestra atención es la vía más rápida para acabar perdido en un mar de referencias.

Estos trucos pueden ayudar a evitarlo.

Crear distintos perfiles (o entrar con los de otra persona con la que se comparta cuenta)

Uno de los motivos por los que es tan difícil elegir contenido es que todo tiende a estar muy alineado con nuestras propias de preferencias. Una opción para neutralizar este efecto es crear distintos perfiles en los que se vean cosas diferentes.

También se pueden realizar búsquedas a través de los perfiles de otras personas con las que se comparta cuenta, un cambio de aires que romperá esa percepción de que todo en el perfil propio se parece demasiado.

Entrar desde distintos dispositivos

Buscar contenido en un equipo distinto al habitual da acceso a visualizaciones y selecciones de contenido también diferentes, ya que Netflix personaliza las recomendaciones en función del dispositivo y sistema operativo con el que se inicia la sesión.

Las versiones móviles de Netflix son particularmente útiles. Al organizar el contenido en una pantalla más pequeña, se muestran menos referencias y aligera el proceso de decisión.

Buscar por categorías

La búsqueda por categorías también es muy útil para simplificar el proceso de selección. La ventaja de las aplicaciones móviles es que reducen el número de referencias que vemos en un golpe de vista. La ventaja de las búsquedas por categorías es que la acotan. Este filtro se ubica habitualmente en la parte superior derecha de la aplicación y es una forma fácil de descartar cosas que interesen menos.

Aplicando una ‘visión de túnel’ se eliminan las referencias más superfluas, refinando la búsqueda en base a lo que nos apetece ver en cada momento. La popularidad de este filtro explica por qué Netflix ha decidido recientemente destacar las categorías predilectas del usuario en su aplicación para Smart TV.

Buscar entre las categorías ocultas

Películas de terror de vampiros, comedias nocturnas, acción y aventuras de espías… Netflix lleva a cabo una clasificación de contenidos mucho más exhaustiva y profunda a partir de las etiquetas que el servicio asigna a cada programa. Son las microcategorías y se estima que el sistema emplea más de 80.000.

Se trata de una información que no se muestra de manera pública, al menos no en su totalidad. El usuario solo ve aquellas que los algoritmos deciden mostrarle porque son relevantes en base a sus preferencias. Pero sí que existe la posibilidad acceder a ellas de manera sistemática a través de una extensión para Google Chrome.

Una vez instalada, podemos refinar todavía más nuestras búsquedas, ya que se abre un desplegable que permite ver las categorías ocultas del catálogo y todas las referencias que hay incluidas en cada una.

Revisar las etiquetas

Una manera sencilla de saber un poco más el tipo de contenido que se nos muestra en Netflix es accediendo a las etiquetas que aparecen en las fichas de programa. Junto a la información habitual (formato, categoría, protagonistas, sinopsis…)  aparecen una serie de etiquetas, descriptivas del contenido, que identifican los aspectos más destacados del mismo.

Son temas que permiten hacerse una idea más precisa de lo que el programa ofrece, lo que puede ser de utilidad cuando tenemos una preselección de contenido hecha.

Aprende a gestionar “Mi lista”

Netflix ofrece la posibilidad de agregar a nuestra lista programas que nos parezcan interesantes. Esta acción genera una cola de programas guardados que aparece siempre en las primeras posiciones de nuestra interfaz.

La lista es útil porque ofrece acceso rápido a los contenidos que se preseleccionaron como interesantes. Pero para que sea útil es importante gestionarla bien. En primer lugar, es importante guardar las cosas que nos llamen la atención, aunque no lo queramos ver en ese momento.

Netflix cambia con frecuencia la apariencia visual de los contenidos y, si no recordamos el título, es muy probable que en la siguiente sesión ya no aparezca con las mismas imágenes que recordamos. También es conveniente eliminar periódicamente lo que ya no nos interese, para evitar que se convierta en una selección poco atractiva que no acabe siendo consultada.

Valorar el contenido y ver el porcentaje de afinidad

Netflix recomienda a partir de lo que nos gusta. Para mejorar la afinidad de las recomendaciones del algoritmo es muy útil valorar el contenido (incluso el que se haya visto, aunque no en Netflix). La plataforma ofrece tres alternativas:  no es para mí, me gusta o me encanta.

Cuanto más contenido se valore más precisos serán los porcentajes de afinidad que el servicio muestra en la ficha de cada programa, otro indicador interesante para valorar si lo que se nos ofrece está alineado o no con nuestras preferencias.

Busca entre lo más popular

Netflix genera diariamente un ranking con el top 10 de películas y series más vistas dentro de la plataforma. Se trata de un lineal muy destacado dentro de la interfaz, cuyas referencias pueden servir de orientación.

Esta selección de contenidos populares se puede ampliar todavía más visitando NetflixTop10, la web en la que Netflix recopila semanalmente el ranking de los 10 programas más vistos a nivel mundial y por países. Se trata de un buen termómetro de programas muy demandados en distintos países.

Buscar contenido que guste, aunque se sepa que no está en Netflix

El buscador de Netflix no es una de las funcionalidades más empleadas a pesar de ser una fuente inagotable de recomendaciones. Incluso cuando uno busca contenido que sabe que no está en la plataforma, el sistema devuelve recomendaciones basándose en contenido que sí tiene y que, de alguna manera, está relacionado con lo que hemos buscado.

Dejar que salten las previsualizaciones en vídeo del contenido

Decidir a partir de imágenes puede ser francamente difícil y, en estos casos, dejar que salte la previsualización del contenido cuando nos paramos en uno en particular permite hacerse una idea más aproximada de ese contenido en particular.

¿Sigues sin saber qué ver? Deja que Netflix reproduzca algo

Netflix lanzó hace un par de años un botón que le pide al sistema que te ponga algo. Esta reproducción aleatoria, que en la práctica está igualmente personalizada, elimina la necesidad de realizar una selección y lo deja en manos de la propia plataforma.

A través de esta funcionalidad Netflix se convierte en una especie de canal de televisión que, sencillamente, te pone algo que cree que te gustará en base a tu historial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.